Dzulúm

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi

Busqueda

    Voces: Por la sangre

    Por Grey Wolf (J. David Guardado L,).
    E-mail: greywolf1@writeme.com

    1

    Marcos era un muchacho de 19 años. Marcos se había dedicado desde los 15 años ha andar con pandillas. Al convivir con esa clase de gente pronto estaba dedicando su tiempo al hurto, robo y asaltos. En uno de los robos a uno joyería Marcos y sus amigos de pandilla pensaron que ya era tiempo de dedicarse a algo más que robarle centavos a la gente y por lo que esa noche decidieron realizar su primer robo a una joyería.

    Pero algo salió mal, alguno había activado pronto la alarma contra robos de la joyería y pronto cada uno se iba corriendo en una dirección distinta, tratando de evitar que la policía los pudiera encontrar pues no tardarían mucho en llegar. Tomó el camino más largo tomando cualquier camino que le hiciera difícil seguirlo. Esperando que sus compañeros pudieran escapar a igual que él.

    “Tengo que salir de aquí” - pensó Marcos al tiempo que gotas de lluvia empezaban a caer sobre su cabeza.

    “Bueno cuando menos si esta lluvia hará un poco más difícil a la policía encontrarme” - dijo Marcos para él mismo. Aunque no había mucha seguridad en su palabras. Marcos continuo su camino esperando perderse en la en las oscuras sombras de este mundo y en la inmensidad de la noche.

    2

    Una solitaria figura camina por las calles de esta ciudad. Él un joven de aproximadamente 23 años vestido de negro. No ha podido ver mucho de la ciudad. En realidad nunca ha podido ver mucho de ninguna ciudad. Ha podido vivir en lugares menos poblados pero siempre han sido muy difíciles sus viajes y visitas (aunque sean de paso) por cualquier lugar poblado. Las voces lo vuelven loco. No puede soportar el contacto humano por mucho tiempo y él lo sabe. Pero esta noche parece ser distinto. Parece que la lluvia ha estas horas de la noche ha alejado a todos de las calles y él lo disfruta. Toda su vida ha deseado este tipo de momentos.

    Es grandioso para él. Llega a un parque. La lluvia arrecia, pero eso no importa, sus botas, guantes, traje le resultan cómodos y su larga capa con capucha (todo de negro) lo protege de la lluvia. Un gusto extraño en la forma de vestir dicen las personas. A él no le importa ya es muy extraño sin tener que preocuparse por eso. Él sigue su camino. En el parque se encuentra con una bella fuente se sienta a su lado y disfruta del paisaje. Él cierra sus ojos y deja sus pensamientos volar con la lluvia. Y pronto deja que los muros que encierran su alma caigan un poco y deja su alma viajar…

    3

    Marcos siguió corriendo, corriendo como pocas veces en su vida. Marcos sabe que la policía no esta lejos. Hace cinco minutos le pareció oír el sonido de una patrulla. Pero Marcos no se quedo para averiguarlo, tenía que huir y buscar un lugar donde ocultarse. Y tenía que ser pronto.

    Quince minutos después llego a un solitario parque. Por lo que parece la fuerte lluvia había alejado a todas las personas. Marcos decidió que el parque era un lugar tan bueno como cualquier otro para ocultarse para tomar un respiro y luego seguir su camino. El parque era grande seguro que sería muy difícil que alguien lo encontrara a tales oras de la noche y con una lluvia había llegado a convertirse en una enorme tormenta. Así Marcos confiando en su suerte siguió su camino…

    4

    Alán Lanart la figura solitaria sentada junto a la fuente parecía de repente alarmado. Él sabía que algo esta mal. Sentía una voz de gran fuerza acercándose lugar. Debía volver a levantar sus defensas o el contacto sería muy fuerte y eso podría enloquecerlo a él y a la persona que se aproximaba. Pero estaba muy cerca y el necesitaba tiempo para lograr levantar sus defensas y poder actuar. Pero era muy tarde, sea quién sea acaba de llegar hasta donde el se encontraba.

    5

    Marcos llegó hasta donde se encontraba una gran fuente de repente no pudo moverse y su vista se volvió borrosa y después todo se volvió oscuridad. Se sintió arrastrado y un enorme dolor se apoderado de su cabeza. De repente sintió algo en su cabeza. Era una sensación como cuando estaba drogado o borracho pero al mismo tiempo muy diferente.

    Algo pasaba. De repente sintió como que su mente era observada, sintió que todos su recuerdos salía a flote y en un segundo (cuando menos eso le parecía a él) toda su vida paso ante sus ojos. Al salir de su trance, (pues esa era la mejor manera de describir la experiencia de Marcos) por un momento todo volvía ser oscuridad, unos segundos después se encontró parado frente a la fuente y con una sensación de mareo y desorientación como pocas había sentido antes. Cuando por fin pudo ubicar donde estaba vio a un tipo vestido de negro. Esta sentado al lado de la fuente. La lluvia caía incansable sobre él, pero eso no parecía molestarle. De repente como no se le había ocurrido, el podía delatarlo ante la policía, tenía que hacer algo, nos sabía lo había visto pero no podía permitir el riesgo…

    6

    Alán estaba sentado en la fuente. Esta tratando de calmar un poco su dolor de cabeza y levantar sus barreras. No le gustaba hacerlo lo hacía sentir, no porque no, si quisiera podría pasar toda su vida con sus barreras puestas y convivir con la gente pero la sensación de opresión que le causaba esto lo mantenía deprimido todo él tiempo. Al tocar la mente del muchacho que se encontraba en frente de él supo que se llamaba Marcos y en un segundo conoció su vida desde su nacimiento hasta el fin, el asimilar toda esa información le causo un ligero shock del cuál se esta recuperando. Sabía que era un ladrón suelo y que la policía estaba tras él de hecho sabía que estarían aquí pronto. Él sentía la presencia de los policías ya en el parque tenía que salir pronto de aquí si no quería más problemas.

    7

    Marcos sacó su pistola y la apunto hacía el sujeto, nunca había matado a alguien en su vida pero no podía permitir testigos y si era necesario lo mataría. Apunto el arma y disparo su arma varias veces sobre el individuo que se encontraba frente a él. Las balas dieron contra la fuente.

    “A donde se ha ido el individuo” - pensó Marcos no creyendo lo que veía. Había disparado repetidamente su arma y no había acertado.
    Parecía como si simplemente hubiera desaparecido.
    ¿Por qué me disparas? - dijo el hombre vestido de negro.
    La policía esta cerca, se que robaste una joyería así que es mejor que te marches - agregó después el hombre vestido de negro.
    Marcos apunto de nuevo su arma contra el hombre que tenía en frente.
    ¡Tu arma te quema la mano! - exclamo el hombre de negro.
    De repente sintió su arma como si estuviera ardiendo. Y la soltó gritando por el dolor.
    “Pero como era posible que algo pueda arder en esta lluvia” - pensó Marcos.

    Y de repente frente a sus ojos el arma se deslizo por si sola hacia el sujeto vestido de negro. El sujeto fijo la vista en el arma y de repente esta estalló en pedazos. Marcos sorprendido saco su navaja y la lanzó contra ese extraño sujeto. El ataque lo debió tomar por sorpresa porque le dio directamente en el hombro antes de que pudiera hacer cualquier otra cosa. Y al verlo sangrar y caer al suelo en plena lluvia le hizo comprender que no era una alucinación ni un fantasma.

    Si este sujeto podía sangrar es que era real y que era humano. De repente el sujeto se levanto con dificultad, toco la herida de su hombro con su mano, la sangre corría sin parar, usando su mano y con un gesto doloroso en su rostro retiro la navaja. Marcos no se había fijado antes pero al caer la capucha que cubría su cara se hizo a un lado mostrando el rostro del este individuo. Era un joven de 23 o 25 años no podía estar seguro. Era rubio, de piel blanca y unos ojos de un azul brillante como el zafiro. No supo porque pero el azul de los ojos de este individuo le recordó a la clara y cristalina agua del mar.

    El hombre vestido de negro desvío su mirada para contemplar la sangre que manchaba la palma de su mano. La furia pareció crecer en su interior.

    • ¡Te di la oportunidad de escapar y en vez de hacerlo se te ocurre lastimarme! ¡Por cada gota de sangre que yo haya derramado torrentes de sangre tu perderás! ¡Por la sangre que perdió, por la sangre que he derramado miles de gotas de sangre tu lloradas! - grito el hombre con una horrible furia creciendo es un su interior. El hombre de negro dirigió su mirada asía Marcos y su mirada se encontró con la suya. ¡Por la sangre que he perdido mira mis ojos y muere! - grito el hombre de negro.

    8

    Marcos al ver dentro de los ojos se es Alán sintió un terrible malestar. Trató de apartar su vista pero no pudo. Esta atrapado por esos ojos azules que pedían venganza de repente sintió como si fuera arrastrado al interior de esos ojos y de pronto todo fue azul. Marcos pensó que de algún modo se encontraba nadando en el interior de esos ojos. Todo era azul y el flotaba en esa lugar como si estuviera nadando en el mar, el malestar pareció desaparecer al menos eso pensó en ese momento.

    Y de pronto todo lo azul se convirtió en rojo sangre. Marcos nada en sangre, respiraba sangre y se bañaba en sangre. De repente Marcos volvió a la realidad se encontraba en el suelo podía sentir el sabor de su propia sangre en su boca y al dirigir la vista al suelo vio que el piso se encontraba bañado de sangre, su cara descansaba en el piso el cuál estaba bañado de su sangre, la sangre brotaba de su boca, de sus oídos y de su nariz. También brotaban en forma de lagrimas por sus ojos y en forma de sudor por los poros de su piel. Era doloroso y en poco tiempo Marcos agonizaba y se retorcía.

    Alán miraba al hombre con cierta tristeza. Marcos sintió como si algo tocara las profundidades de su mente y lo confortará de una manera difícil de poner con palabras. Y el dolor desapareció lentamente. Pero todo se hacía borroso. Marcos sabía que estaba agonizando pero sentía como si alguien estuviera su lado cuidándolo. De repente aquella presencia empezó a alejarse. Todo se volvió oscuro y finalmente la presencia desapareció. Permitiendo le a Marcos una muerte rápida, en paz y sin dolor. Y pronto Marcos estaba muerto.

    9

    Alán contemplo la muerte de Marcos. En el ultimo momento se compareció de el y le permitió morir en paz. Antes de que muriera abandono su mente pues sabía que si Marcos moría y el seguía en su mente una parte de el moriría con el. Aun así se arriesgo y lo acompaño hasta el ultimo momento. De repente un policía llego a la fuente. Alán Lanart fijo su mirada en el policía. El policía volteo para todos lados y después se marcho sin haber visto ni a él ni el cadáver. Alán había nublado su mente. Alán con su mano toco su herida, estaba completamente sanada, la energía que tomo del cuerpo de Marcos lo sanó casi por completo. Miró el cuerpo de Marcos, la lluvia había terminado por lavar casi toda la sangre del cuerpo de Marcos.

    De repente “Él” se hizo visible. “El llevaba un hermoso traje blanco y resplandecía con un brillo plateado a su alrededor”.
    ¡Fuiste muy amable de esta con él hasta que yo llegará! - exclamo “Él” cuya llegada tarde o temprano es inevitable.
    ¡En el ultimo momento decidí que no merecía sufrir tanto! ¡Pero tenía que salvarme! ¡La herida que me había causado era mortal y además cumplí la mi promesa que le hice cuando me lastimo! - contesto Alán a “Él”.

    ¡Veo que te alimentaste de él verdad! ¡Tomaste la energía de su vida, la energía que abandonaba su cuerpo mientras moría! - agrego “Él”.
    ¡Sabes que no lo hago a propósito es como un reflejo! ¡Lo hago si querer! ¡Simplemente pasa! - contesto Alán.

    ¡Lo sé! ¡Pero no creas que porque puedes alargar tu vida tomando la energía de otros en los momentos en los que la tuya es débil y no puedes tomarla ni de la comida ni del descanso podrás escapar de mí! - contesto “Él”.

    !Se que ese día llegará y se lo que pasa. Mi poder me hace envejecer lentamente y reponer la energía de mi vida de muchas formas, pero de ninguna manera soy inmortal! - agregó Alán con algo de melancolía. “El” transformo sus ropas en una túnica negra. Al tiempo que carne se convertía en huesos. Tomo su guadaña. Toco el cuerpo de Marcos y tomo su alma. Y al lado del alma de Marcos tomo vuelo y viajo hacía lo desconocido.

    Alán Lanart los vio partir. Su poder era su don y su ruina. Pero también su única razón de momento por existir. El Alán Lanart nacido con un gran poder tenía 130 años pero su mismo poder lo hacía parecer de 25 años aproximadamente. El mismo poder que tenía lo obligaba a comer por cuando menos 5 personas y si no el poder tomaba la energía de las cosas que había a su alrededor. No podía usar nada de baterías pues al poco tiempo de estar al contacto con el perdían su carga.

    No podía estar con mucha gente ni con la gente que amaba ya que con cualquier cosa podía perder el control de su poder pues era muy grande para controlarlo del todo. Su única compañía es su amigo lobo “Grey” que lo espera en el los bosques al lado de su mansión la cuál se encuentra muy lejos esa ciudad. Otra parte de su don le permitía comunicarse con otros formas de vidas, no con todas pero si con algunas. Las más inteligentes, tal vez. Como su lobo “Grey” (hasta ahora sólo lo ha intentado con él).

    Son muchos los aspectos de su poder. Tiene que usar guantes porque sus manos le permiten percibir cosas al igual que sus ojos le permiten ver las cosas invisibles y sin ellos se volvería loco. Sus sueños le permiten ver los que ha pasado y lo que puede ocurrir. Pero no importa que tan grande sea su poder, para el sólo hay tristeza y soledad. Alán Lanart se coloco la capucha de su capa y siguió su camino. Pues al igual que “Él” (La Muerte) tenía que seguir la linea de su destino. El cual era enfrentar aquello que queremos conservar pero no entendemos que es lo que todos llamamos “vida”.

    FIN.

    Escrito en June 12, 2021
    relato ]

    Sociales

    Dzulúm usa tecnologias: