Dzulúm

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi

Busqueda

    No creas que fue así

    AUTOR: Fernando (FERNAT)

    Aquella torrida tarde de verano Laura estaba un tanto agotada. Depues de salir de trabajar se le ocurrio hacer algunas compras en el centro.

    Su cerebro empezaba a agitarse nervioso dentro de su bien formado habitaculo cuando, sorprendentemente, una figura cruzo ante ella como si de un fantasma se tratara. Se quedo literalmente boquiabierta al ver a Jesus cruar la calle tranquilamente.

    Pero evidentemente, eso era imposible. El habia muerto tres años atras en un accidente durante el transcurso de unas vacaciones que habian pasado juntos en la costa. Aunque ella habia visto el cadaver, las extrañas circunstancias que envolvieron el fallecimiento no la habian dejado nunca del todo conforme.

    La curiosidad pudo mas que la sorpresa y, antes de que pudiera darse cuenta, se encontraba siguiendo a aquel espectro surgido de lo mas profundo de sus recuerdos. Decidio no acercarse demasiado y averiguar lo mas posible acerca de el. Despues de andar varias manzanas vio como el hombre entraba en un video-club de esos enormes que proliferan por todas partes. Se paro tras la majestuosa vidriera del establecimiento y le vio como, con toda naturalidad, se ponia dentras del mostrador.

    Laura, con la respiracion jadeante y cara de alucinada, permanecio observandole durante un buen rato. Sus movimientos le resultaban familiares y su aspecto era formidable, como si lo hubiera visto por ultima vez ayer mismo. Al cabo, la situacion se hizo insostenible y huyo de alli un tanto atropelladamente.

    Ese dia se le hizo eterno. Dio mil vueltas a su cabeza intentando buscar una explicacion razonable, pero no encontro ninguna. Durmio mal, o peor, y por la mañana en el trabajo se desenvolvio con dificultad, logrando que no se notara demasiado su estado al aplicar una extrema dosis de rutina. Cuando por fin se vio libre, se encontro en la calle caminando invariablemente, por mas rodeos que intentaba dar, hacia el video-club del dia anterior. En el momento en que se encontro de nuevo frente al escaparate, su imagen se impregno en su cerebro y no pudo resistir una fuerza sobrenatural que la impulso a entrar.

    Intento disimular haciendo que curioseaba, aunque torpemente, alguna pelicula mientras que con el rabillo del ojo procuraba no perder detalle de los movimientos del joven. Como la situacion se demoraba en exceso, poco a poco fue interesandose mas por el material que alli se exponia. Una de las veces en que volvio la vista no le vio en su lugar.

    Se giro nerviosamente y se lo encontro de bruces.

    -¿Buscaba algo en particular, señorita?- la interrogo muy amablemente.
    -No, no -contesto Laura atropelladamente- solo queria una buena pelicula para esta noche.
    -¿Le gusta algun genero en particular?

    • Mientras que sea buena, me gustan todas.
    • Por que no te llevas esta? Yo la he visto y me ha gustado mucho.
      Ademas es una de las ultimas novedades.
    • Esta bien, esta bien. Me la llevo.

    Laura se llevo la pelicula y salio a la calle totalmente aturdida. Estaba claro que no la habia reconocido. Si es que era quien ella creia que era. Pero su voz y sus ojos no podian engañarla. Era Jesus. No podia existir una copia exacta de otra persona circulando por ahi. No era posible. No podia ser posible.

    Mecanicamente Laura llego a su casa y se paso toda la tarde sentada en el sofa, sin moverse. Cuando el dia empezo a declinar y la luz a disiparse, tomo conciencia por un segundo de su propia existencia y vio sobre la mesa la pelicula que se habia traido. Era lo unico tangible que tenia de el. La cogio con mimo, como acariciandola, y extrayendola de su estuche, la introdujo en el magnetoscopio. Se sento a oscuras frente al televisor y contemplo, pavorosamente, como la pelicula que estaba viendo era la pelicula de su vida.

    Cuando la imponenete luz del mediodia inundo su apartamento, Laura se desperto e instintivamente, dando un portazo, salio corriendo en direccion al video-club. Pero por mas que busco, por mas esfuerzos que hizo por recordar su ubicacion, nunca pudo encontrarlo.

    relato ]

    Sociales

    Dzulúm usa tecnologias: