Dzulúm

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi

Busqueda

    La Ouija

    Un fin de semana después de haber salido de la escuela, mis amigos y yo nos fuimos a la plaza para jugar con una ouija que nos habíamos encontrado en un basurero cerca de la escuela.

    Ya cuando empezábamos a jugar sentimos un aire muy frío que nos rodeaba pero no le pusimos atención, Luis (uno de mis amigos) le pregunto a la ouija ¿Cuándo moriré? y la flecha de la ouija indico mañana… Luis soltó una carcajada y dijo -no te creo- después la ouija señalo -ya lo veras te pesara haber dudado de mí- Luis haciéndose el valiente le escupió a la ouija, después la ouija señaló -me están cansando todos, ya no quiero jugar con ustedes- mis amigos la empezaron a patear pero yo ni le busque porque ya había escuchado que cuando una ouija se enoja suele ser muy mala, después todos preguntaron: ¿Y quién se quedará con ella? después de que nadie se quiso quedar con ella la fuimos a tirar al basurero donde la habíamos encontrado.

    Al día siguiente en la escuela recibimos la noticia de que Luis había Muerto, todos pensamos que fue culpa de la ouija, inmediatamente sin pedir permiso todos fuimos a aquel basurero donde habíamos dejado la ouija, y ahí estaba. Uno de mis amigos de la escuela le prendió fuego a la ouija, todos nos retiramos y nos fuimos a clases.

    Pasó el día, y al día siguiente; mi amigo, el que le prendió fuego a la ouija, llegó temblando a la escuela y con rasguños por todas partes, todos le preguntamos que le había pasado y nos dijo -la ouija regreso a mi casa y en la noche de ayer cuando dormía vi a la ouija en mi cuarto y de repente se cerró la puerta y todas las cosas de mi cuarto empezaron a flotar después vi unos círculos rojos en el aire y ya no me acuerdo de mas, de inmediato fuimos a su casa por la ouija después corrimos a la iglesia con un Padre a preguntarle que era lo que estaba pasando, rápido el padre saco un frasco con agua bendita y lleno a la ouija de el agua que el padre decía que acabaría con la ouija, la ouija se rompió, pulverizó, la dejamos en el piso y en 5 minutos ya había desaparecido… nos fuimos muy asustados pero jamas volvimos a tocar una ouija.

    Nota: a este texto se le cambio el titulo y palabras “Huija” por “Ouija”, sabemos que la redaccion es una mierda pero asi fue encontrado en la extinta pagina de Nino.

    relato ]

    Sociales

    Dzulúm usa tecnologias: