Dzulúm

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi Sicker Bio's Cuestionario

Busqueda

    Herejía Perpetua

    The Watcher

    El Satanismo ha sido definido como la ‘Doctrina Carnal’. Su slogan ha sido el de la ‘indulgencia’. Si no hay mas en el Satanismo que eso, es dificil justificar su existencia de otra forma que no sea como la de un hobby para los aburridos, una herramienta mas para el oportunista y una racionalización para el egoismo trivial.

    El Satanismo, como la expresión de la carnalidad durante la fase Medieval de Occidente, era algo herético. La Iglesia declaró lo carnal como algo pecaminoso. El Satanismo, como el adversario del sistema represivo de la Iglesia estaba cumpliendo su funcion histórica y cosmológica como el opositor de un status quo. La celebración de la fertilidad había sido el centro de las creencias y el culto paganos desde tiempos prehistóricos. De repente, el hombre común se halló confrontado con un dogma ajeno a él que declaraba tales prácticas como merecedoras de l condenación eterna, y que tenía como dios al ‘pálido galileo’. El Satanismo fue la respuesta pagana a la represión Cristiana, las orgías de los sabbaths servían como descargas catárticas de la atmósfera inhibitoria de Jesús y su Iglesia. Si Satán era el enemigo de la Iglesia, era también el aliado de los oprimidos por ella. Si los Antiguos Dioses de la fertilidad eran demonios disfrazados -como lo proclamaban los primeros cristianos -mejor que continuaran siendo exaltados de esa manera. De hecho, la imagen del Diablo llegó a ser la misma de Pan, el dios cornudo y de pezuña hendida de la fertilidad.

    Aún en 1966 cuando Anton LaVey fundó la Church of Satan la Doctrina Carnal aun era una expresión relevante de la rebelión contra el código moral. La indulgencia carnal ha sido exaltada desde entonces. Los códigos morales se han derrumbado y son pisoteados. Los mandamientos cristianos relativos a la sexualidad son quebrantados sin remordimiento alguno por todos excepto por los más puritanos y neuróticos (es decir, aquellos de quienes la Iglesia ha obtenido su respaldo mas ferviente). Todos, a excepción de estos últimos, aceptan y reconocen que el sexo es uno de los impulsos psicológicos mas fuertes, tan vital para la salud como lo es el comer. Afirmar la Doctrina Carnal se ha convertido en algo tan relevante y herético como afirmar la necesidad de comer suficiente. La Doctrina Carnal dejó de ser Satánica cuando reemplazó los viejos y caducos códigos morales tiempo atrás. De hecho, la doctrina carnal es hoy en día una parte vital del staus quo.

    Sin embargo, es necsario que el Satanismo evolucione en ciertos aspectos. Sin embargo, varios ‘Satanistas’ continúan refiriéndose al Satanismo como la ‘Doctrina Carnal’, y a su slogan de ‘indulgencia’. El rol adversario del Satanismo se vuelve pues, redundante, el Satanismo en sí se vuelve irrelevante, se convierte en un travesti de sí mismo. Por ende, es hora que el Saanista reconsidere si está tomando en cuenta tal realidad, o simplemente se adhiere a algo que fue incorporado al sistema hace mucho tiempo, lo que lo convierte en algo muy poco Satánico (es decir, poco ‘herético’). ¿Cómo puede volver a asumir su papel de opositor?

    En lugar de llamarlo ‘Doctrina Carnal’, describamos al Satanismo como ‘Herejía Perpetua’. Es hora de volver a la esencia tradicional del Satanismo, para reformular su credo, y convertirlo en algo que sea relevante para nuestra época. De la misma manera como el Satanismo confrontó el sistema represivo de la Iglesia años ha, hoy nos enfrentamos a otros dogmas y preconcepciones morales tan perjudiciales como lo fueron en su época la represión sexual de la Iglesia Medieval.

    Los Satanistas deberían prevalecer como los guardianes del ‘conocimiento prohibido’, tal como lo fueron en el pasado, y dejar de defender lo que ya ha sido aceptado. De hecho, la mitología judeo-cristiana retrta a Satán como el portador de luz y conocimiento para la Humanidad, como en la Leyenda del Génesis de Adán, Eva, la Serpiente y el Árbol del Conocimiento. El Libro Apócrifo de Enoch narra cuando los ‘hijos de dios’ (los ángeles caídos) descendieron a la Tierra para juntarse con las ‘hijas de los hombres’; el Dios Tirano Jehová inundó la Tierra con el Diluvio porque habían transmitido ‘conocimientos prohibidos’ al Hombre. Sibien el dios Griego de la Fertilidad, Pan, ha sido identificado con el Diablo, Prometeo es otra figura Griega que podría encarnar, especialmente hoy en día, y de manera más apropiada, el Principio Satánico. Es más, me aventuraría a decir que la leyenda de Prometeo retrata de manera mucho más rica y encarna de manera más completa el principio Satánico que el mito Hebreo de donde fue extractado el nombre del Adversario. Ya que, para aquellos que no lo saben, Prometeo desafía al dios tirano (en este caso Zeus) dandole al hombre no solo el don del fuego, que es por lo que mas se le conoce, sino que le enseñó astronomía, escritura, domesticación de animales, el arte de navegar, medicina, metalurgia; todas ellas artes que son base de cualquier Civilización, y que se suponen que le eran negadas al hombre. Prometeo, como Satán, fue castigado por el dios tirano, en este caso atado a una montaña, y su hígado siendo devorado por un águila gigantesca. Así como Jehovah castigó a Adá y Eva y mas adelante lanzó un Diluvio sobre la Humanidad, Zeus castigó a la humanidad con todas las pnas y maldiciones que salieron de la Caja de Pandora.

    No hay nada como el ‘conocimiento prohibido’ para desestabilizar el orden de resignación basado en el temor y la ignorancia. La Iglesia lo reconoció cuando publicaba su Indice de Libros Prohibidos y cuando perseguía a ‘herejes’ como Copérnico y Galileo. Tales ‘herejes’ sirvieron al Principio Satánico, aún aquellos que profesaban su creencia en Yeshua, así como aún contribuyen a la destrucción de dogmas tambaleantes, para que la humanidad pueda avanzar en conocimiento y en cultura.

    Este es el principio Satánico, expuesto por Kurt Seligman en Magia, Religión y lo Sobrenatural (1968): “Satán es un individualista. Desafía los mandamientos del Cielo que apoyan una conducta moral definida. Nos inspira con sueños y esperanzas. Nos da amarguras y desaciertos, para luego llevarnos a mejor término… El es la fuerza que “hace el mal pero causa el bien”… Esos Satanistas que no han podido reconocer, o admitir, que la consolidación de la Doctrina Carnal ha relegado al Satanismo al nivel de una debilidad disfrazada, el ideal del yuppie, una existencia cobarde a la cual aspirar bajo la forma del hedonismo, de una vida placentera vacía de cualquier esfuerzo y de un Mejoramiento perpetuo, del ideal Nietzscheano (y Satánico) del Hombre Superior, preludio al Super Hombre (la divinidad) el cual solo podrá ser expresado cuando el Satanismo redescubra sus orígenes. Y debo decir de una vez que esos orígenes no se hallan en los años 60’s, sino que datan de tiempos más antiguos, y quedaron expresados de una forma impecable por el filósofo Anti-Cristo Frederich Nietzsche.

    Esta herencia antigua del Satanismo consiste en la ascensión de la humanidad a la divinidad, a “ser como dioses” como lo dicen las Escrituras Hebreas en el Génesis. La Doctrina Carnal del Satanismo durante la Edad Media (de hecho, fue una respuesta instintiva) fue la reacción saludable del paganismo a la represión cristiana. Es hora de regresar a los principios originales, para poder llevar la Llama de pometeo en alto. Debemos considerar el rol del Satanismo como ‘herejía perpetua’ en el mundo moderno. Cuales son los credos y dogmas dominantes que obstaculizan el camino del hombre a la divinidad? La respesta es que en primera instancia, es decir, de manera mas inmediata, tenemos los siguientes: primero, el dogma de la igualdad universal, con la nivelación que esto conlleva, y que permea todos los aspectos de la sociedad Occidental; el camino a un ‘Nuevo Orden Mundial’, patrocinado por una alianza entre el Capital Puritano y el Judío —que conste que no es propaganda antisemita, son los hechos— y por último el mito de que Israel tiene el ‘derecho divino’ de reinar sobre la tierra, santificado por las leyendas del ‘Pueblo Elegido’ y del ‘Holocausto’.

    Como los prelados de la Iglesia Medieval, los exponentes de estos tres dogmas reprimen todas las ideas consideradas heréticas: ingeniería genética, eugenesia, la ciencia genética a favor del análisis sociológico y ambiental; basta con investigar un poco en la historia reciente para darse cuenta que la respuesta que hallarás será la quema y la prohibición de libros ‘heréticos’ , los profesores son destituidos de sus puestos, se encarcela a los intelectuales, son aislados, golpeados y asesinados por el solo hecho de cuestionar al establishment.

    Esas son areas de ‘conocimiento prohibido’ sobre el que se necesita esparcir cierta luz que proveenga de la Antorcha de Prometeo. Hay vacas sagradas que necesitan ser sacrificadas. ¿Qué pueden hacer al respecto los Satanistas, como los Herejes y los Librepensadores que somos? Apoyar sociedades, periódicos e individuos que promuevan el libre-pensamiento, anti-censura, la eugenesia y la investigación genética, e revisionismo histórico, la diversidad nacional y cultural en oposición al universsalismo nivelador, respaldar causas extremistas que vayan en contra de la resignación, ya sea de Derechas o de la Izquierda Anarquista —ya que es menos dogmática— e insinuar tus propias ideas; establecer tus propios frentes, grupos o medios de divulgación, como periódicos, si fuera necesario; y prepararte a ti mismo, a tu familia y amigos física y psicológicamente para el apocalipsis y el colapso del viejo orden y el advenimiento de una nueva Edad Oscura, que puede emerger de la oscuridad una chispa de luz Luciferiana que pueda encender el mundo como una creciente e incandescente Llama.

    Escrito en November 22, 2021
    satanismo ]

    Sociales

    Dzulúm usa tecnologias: