Dzulúm

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi Sicker Bio's Cuestionario

Busqueda

    EL CEMENTERIO DE PALMIRA

    Autor: Daniel

    Una calle en las afueras del pueblo, que a pesar de estar asfaltada presenta muchos huecos y desniveles. El cementerio, un lugar tétrico, rodeado de un muro de tierra pisada, medio derruido y apuntalado en algunos lados con columnas de cemento.

    Del interior, sobresalen por las altas paredes sin pintar: pinos tristes, arboles ornamentales y enredaderas.

    La gente del pueblo no transita por esta calle, aunque tarden mas, dan la vuelta y pasan por otro sitio. Si por casualidad tienen obligatoriamente que cruzar este paraje lo hacen en grupo.

    Dicen que salen espantos de día y de noche. Esto corre de boca en boca y cuando llega a Palmira un nuevo habitante enseguida lo ponen al corriente de la situación.

    Juana acaba de llegar al pueblo con su familia. Ya le han comentado lo del cementerio. Por eso hoy que tiene que atravesar sola la calle y no encuentra otra salida, esta asustada.

    Son las seis y media de la tarde y comienza a oscurecer. Apenas unas luces rosadas se ven hacia el oriente. Juana mira para todos lados; la calle esta desierta. Se alegra porque en su misma dirección viene un caballero de porte distinguido. Se acerca. Ella lo espera y le dice:
    ¡Buenas tardes!.
    ¡Buenas tardes!.

    Juana lo mira tranquila. Su rostro de edad madura inspira confianza para su edad resulta interesante.

    Juana se coloca al lado del caballero y caminaban juntos. Ella entra en confianza y le dice:
    ¿Vamos en la misma dirección?.
    Si.
    Yo no me atrevía a pasar sola la calle. Menos mal que vino usted.
    Si, nos acompañamos mutuamente.
    Yo no quería pasar sola. ¿Sabe por que?.
    ¿Por que?.
    Por temor a los espantos. ¿Usted no les tiene miedo?.
    No, ahora no les tengo miedo, cuando estaba vivo si.
    FIN

    Escrito en November 11, 2021
    relato ]

    Sociales

    Dzulúm usa tecnologias: