Dzulúm

Inicio Enlaces Galerias Descargas Sobre Mi

Busqueda

    Visitas Nocturnas

    Si bien me gusta la soledad de mi rincón y es sabido que amo la oscuridad y el silencio también lo es que detesto toda compañía humana e incluso la de animales que hacen ruido.

    Así que en mi habitación lo único que hay es una cama, un pequeño escritorio donde reposa mi laptop un mueble dónde pongo algunas cosas personales y ropa, una silla y botellas, muchas botellas de cerveza y alcohol.

    Es extraño, pero cuando escucho música lo hago a un volumen moderado y debe reproducirse de manera aleatoria entre diferentes bandas y géneros pues no soporto mucho tiempo las mismas tonadas, más extraño aún es que la música que más amo me llega a ser molesta.

    No necesito mucho para subsistir, una laptop, un libro electrónico, un teléfono con bastante música y sin duda conexión a internet, a veces necesito comunicarme con personas y si puedo evitar hablar lo hago por texto.

    Así de patético soy, así es mi día a día y hoy te contaré algo mi querido blog, a veces cuando estoy recostado por las noches viendo algún vídeo en el teléfono o escuchando un podcast entre las penumbras de mi habitación apenas iluminada por la luz de afuera, veo a alguien por el rabillo del ojo, a la periferia de mi vista, a veces es alguien, una silueta recargada en la puerta, a veces es un diminuta sombra corriendo entre los objetos que he dejado tirados en el piso.

    Nada que en algún momento no le haya sucedido a cualquier otra persona, pero hace días hay algo que me ha llamado la atención, cuando estoy a punto de quedarme dormido y siento que mi ser abandona el estado de conciencia siento como alguien me mira, no es incómodo, al final de cuentas llevo años con delirios de persecución y cuando dejó de tenerlos el alcohol me ayuda a recuperarlos, solo hay que beber al punto de intoxicación y al siguiente día y varios más ahí estará esa sensación.

    Pero sentir que te observan en tu habitación, dónde no hay nadie más, ahí estamos hablando de situaciones que no son muy comunes.

    Si sentir una mirada en la soledad y oscuridad es poco común, imagina ahora no solo sentir esa mirada, sino sentir el aroma de un perfume de alguien que no está ahí, de un ser incorpóreo, un ser que por más que buscas con la mirada solo denota su presencia por su olor.

    Bueno, no solo veo sombras, cuando no hay sombras hay aromas, cuando simplemente dejo todo y me dispongo a dormir a veces no hay nadie mirando, no hay aromas, pero en ese silencio absoluto puedo escuchar ese sollozo, puedo escuchar su respiración, incluso sentir su peso en mi colchón.

    Y aún así, nada me inmuta, no tengo miedo de saber quién o que está ahí, de cierta manera me infunde una tranquilidad muy hermosa, pues se que no me va a hablar, se que no me va a pedir nada, no reclamará si despierto tarde o si decido dormir hasta la madrugada, lo mejor, no hay que dar cuentas de nada.

    Sé que es mujer, su aroma me deja saberlo, se que también necesita compañía y por eso no la ignoro, pero aún así, hay veces que simplemente me abandona y entonces, solo entonces me siento solo…

    sicker ]

    Sociales

    Dzulúm usa tecnologias: