Etiquetas

relato dzulum lovecraft bloomerfield poe bloch sicker blog violacion video tech ouija muerta king campbell audio
E-mail
Facebook
Github
RSS
Twitter

CLAUDIA

Autor: CARLOS DIAZ.

Me llamo Claudia y morí hace tres años. vagué por dos y desde hace un año aquí me quedé. Me asesinaron y me violaron, no recuerdo en que orden, pero sé que cuando abandoné mi cuerpo pude ver a esos cuatro malnacidos; uno me arrancó la mano y se masturbaba con ella, otro estaba sobre mí fornicándome, un tercero trataba sin ningún resultado de introducir su pene en mi boca y el último de ellos, con sumo cuidado me cercenaba los senos.

Yo veía como gradualmente mi cuerpo se convertía en solo un montón de pedazos de carne teñidos de rojo, ellos, estaban como posesos; carcajeandose y repitiendo todo tipo de incoherencias.

Yo quería venganza pero nada podía hacer. Esos malditos me destrozaron y vagué y vagué hasta que me tope con otro espíritu; un señor de distinguido porte muerto por el cáncer que me dijo que la venganza era posible, pero tenía que haber algo material de por medio. Y fue como me decidí a estar aqui; estoy a gusto y puedo llevar mi vanganza a cabo. Hasta ahora solo me falta uno, a los otros tres ya les di lo suyo; al primero que encontré, que era el que quería sexo oral, una adolescente guiada por mi le arrancó el pene de un fuerte mordisco y el muy estúpido murió desangrado por no acudir a un hospital por vergüenza. A la siguiente semana, el que me fornicaba apareció muerto misteriosamente con un palo de escoba atravesando su cuerpo desde el ano hasta la boca. El tercero fue hace dos meses; fue quien me arrancó la, mano, bueno pues, yo le arranque la cabeza ayudada por un joven de quince años.

Y en estos momentos el cuarto posa sus yemas sobre mi corazón y su compañera es una enfermera a quien yo acabo de poseer. se ( me ) levanta ( levanto ) y va ( voy ) al baño, él espera. vuelve ( vuelvo )con jeringa escondida, va ( voy ) a besarlo y justo en la nuca entierra ( entierro )la aguja y vacía ( vacío )el contenido; anestesia. El cae inconsciente, y yo, con una navaja de afeitar muy cuidadosamente raspo toda la región cutánea y subcutánea de su cuerpo, se ha quedado sin piel y tiene sus tejidos a la vista y me decido por desmenuzarlo. He terminado, mi venganza ha llegado a su fin.

Me llamo Claudia y seguiré habitando esta tabla ouija solo por diversión.

Fin.

Escrito en December 6, 2020
[ ouija  violacion  muerta  ]